Tomando en cuenta que el porcentaje de agua dulce que consumimos constituye sólo el 0.4% del agua del planeta, es vital que la preservemos y le demos el mejor uso. Por tanto, el Agua La Patrona es un producto de la naturaleza que nos permite vivir vidas más saludables y placenteras porque nos hemos asegurado de preservar su contenido de minerales y nutrientes necesarios en nuestro organismo. Su inocuidad y pureza nos permite garantizar un producto que cumple con los más altos estándares de calidad tanto a nivel nacional como internacional.

Nuestro organismo está constituido por 90% de agua y debido a esto es que hemos realizado todos los controles de calidad para garantizar que Agua La Patrona contenga el balance exacto que necesitamos con el contenido de minerales y nutrientes para que el tomar Agua La Patrona se convierta en un deleite, en una experiencia sin igual y en un hábito altamente saludable.

Para asegurar que Agua La Patrona mantenga en todo tiempo su contenido bajo en sodio y la combinación perfecta de minerales, realizamos constantemente las pruebas de laboratorios químicos y de control de calidad.

  • null

    PROCESO DE FILTRADO

    El contenido y la pureza de Agua La Patrona tiene el equilibrio perfecto de minerales para garantizar vidas saludables, porque nuestro sistema de filtrado del vital líquido empieza desde el momento exacto en que el agua cristalina y diáfana sale del manantial, la cual pasa primero por un filtrado natural o macro-filtrado, en el corazón geológico y a través de las capas de rocas ricas en minerales, lo cual toma años, antes de salir a la superficie como un manantial cristalino. Es entonces cuando tomamos esta agua y la pasamos por nuestro proceso de filtrado, y que incluye la ósmosis inversa, el filtrado de carbón activado y el micro-filtrado.

  • null

    PROCESO DE EMBOTELLAMIENTO

    Para que el proceso de embotellamiento de Agua La Patrona sea saludable y completamente limpio, contamos con los debidos registros sanitarios de la República de Panamá. Con este propósito, hemos creado una línea de ensamblaje automatizada, desde que el agua llega completamente filtrada hasta el momento que es embotellada y herméticamente sellada sin contacto humano, ganando de esta manera un posicionamiento como una de las aguas más puras y saludables de la región.